Quizás alguna vez hayas oído hablar del resorte de suspensión, uno de los elementos fundamentales que componen el sistema de suspensión de un coche. Pero, ¿sabes exactamente qué es u resorte de suspensión y el papel que desempeña para el correcto funcionamiento de tu vehículo?

Hoy vamos a hablar de este componente, que además tiene una gran importancia para la seguridad en la conducción del automóvil.

El resorte de suspensión del coche, ¿qué es?

EL resorte de suspensión de un coche es un componente trascendental del sistema de suspensión, cuya principal función es absorber y reducir los impactos e irregularidades del terreno por donde se desplaza el vehículo, proporcionando así una conducción más ergonómica y suave. Los resortes de suspensión son, además, cruciales para que el vehículo mantenga una altura adecuada sobre la carretera, aguantando el peso del coche y ayudando a que el centro de gravedad permanezca estable.

¿Cómo funcionan los resortes de suspensión?

Los resortes de suspensión basan su funcionamiento en la ley de elasticidad de Hooke. Esta ley establece que la fuerza necesaria para estirar o comprimir un resorte es proporcional a la distancia que se desplaza dicho resorte desde su posición de reposo.

Esto quiere decir que, cuanto más se comprime un resorte, más resistencia ofrece, y la liberar la compresión, el resorte busca volver a su forma original.

Tipos de resortes de suspensión más comunes

  • Resortes helicoidales: Son los más habituales en los automóviles modernos. Tienen forma de hélice y están diseñados para comprimirse y expandirse para absorber el movimiento de las ruedas.
  • Barras de torsión: Actúan mediante la torsión de una barra: cuando la rueda se mueve hacia abajo o hacia arriba, la barra de torsión se tuerce a lo largo de su eje para transmitir la resistencia necesaria.
  • Ballestas: Empleadas principalmente en vehículos pesados y en alguos coches clásicos. Son conjuntos de láimas de acero superpuestas que se doblan bajo carga.

¿Cuándo debes cambiar los resortes de tu coche?

  • Cuando se perciba un desgaste prematuro de los amortiguadores
  • Si existe desgaste de las gomas de suspensión
  • Si los resortes no son los especificados para tu vehículo
  • Si hay un desgaste en la banda interna de rodamiento
  • Óxido en el resorte
  • Espigas rotas
  • Si el coche se abre en curva durante la conducción
  • Cada 80.000 km se recomienda reemplazarles

En conclusión, los resortes de suspensión son elementos  fundamentales en la gestión de la dinámica del vehículo. Aportan la fuerza necesaria para soportar el peso del coche, ayudando a mantener la estabilidad y el confort, y trabajan conjuntamente con otros componentes de la suspensión para mantener la maniobrabilidad y seguridad en distintas condiciones de conducción.

Si notas o experimentas algún problema en la suspensión de tu vehículo, no dudes en acudir rápidamente a nuestro taller mecánico en Aranda de Duero o ponerte en contacto con nosotros. Pondremos todos los medios necesarios de forma rápida y eficiente para solucionar toda avería presente en tu vehículo para garantizar tu seguridad en carretera.